jueves, 18 de mayo de 2017

Tienes que conocer al hermano Ricardo

Acto de Noviciado de
Ricardo Díez de Ulzurrun López
Fraternidad de alicante
25 de marzo de 2017

TESTIMONIO
Yo estudié en un colegio de la Salle y más tarde la carrera en el CEU. Y aunque tuve una buena formación católica durante bastantes años de mi vida, tanto en colegios y universidades, como de mi propia familia (incluso en algún momento de mi infancia me plantee ser sacerdote), mi vida me alejó de Dios. Bueno, más que mi vida, yo me alejé de Dios.
Hace unos años, volví a recuperar de forma tenue mi fe y comencé a rezar más o menos a diario. Pero no fue hasta que sucedió la tragedia de mi vida, cuando redescubrí que Dios siempre ha tenido sus brazos abiertos hacia mí y que yo sólo tenía que aceptarle y dejarle ayudarme. Que en Él encontraría todo el sentido a mi vida, por mucho que me sucedan las peores tragedias.

Hace poco más de un año, mi esposa falleció de forma inesperada. Yo caí en el peor de los abismos, mi vida dejó de tener sentido. Fueron unos primeros meses de oscuridad absoluta, no podía entender nada, no había ya nada en la vida que me atase a seguir adelante, la soledad y el miedo se apoderaban de mí.

En ese momento no supe cómo sucedió, pero ahora sé que fue la mano del Señor, la que me guió a la página web de la Custodia de Tierra Santa y vi un viaje de Ejercicios Espirituales a Tierra Santa. ¡Yo haciendo ejercicios espirituales, si no había ido a misa desde hacía 30 años! ¡Y en Tierra Santa que lo que menos me apetecía era viajar, sólo y sin conocer a nadie!

Hablé por email con Fray Luis, custodio de Tierra Santa en Madrid, y le conté mi situación. Él me dijo que él creía que era un poco fuerte para mi hacer el viaje de ejercicios espirituales si no había hecho nunca unos, que esperase a otro viaje más adelante de peregrinación. Pero yo insistí y acabé apuntándome.

Mi conocimiento de San Francisco de Asís y de los Franciscanos era bastante escaso, por no decir nulo, pero desde ese momento comencé a leer algo para saber con quién me iba a ir de viaje.

Cuando llegué al aeropuerto vi un grupo de monjas (luego supe que eran Clarisas), un fraile (Fray Luis) y un cura diocesano, junto con unos cuantos laicos. Yo pensé: ¡Dónde te has metido, no vas a ser capaz de estar siete días de viaje con estos compañeros! Pero seguí adelante sin saber muy bien porqué. La verdad es que no me apetecía hacer el viaje a Tierra Santa y mucho menos con esa compañía que pensaba iba a ser tan aburrida.

Sin embargo, puedo decir que aquel viaje supuso un antes y un después en mi vida. Dios se sirvió de este viaje para dar respuesta a muchos de mis interrogantes, de mi desesperación, de la oscuridad que estaba viviendo, de las nulas ganas de seguir viviendo que tenía, y para esto, me puso como compañeros de viaje a discípulos de San Francisco de Asís.

El viaje fue toda una experiencia espiritual, fue mi autentica conversión, mi descubrimiento de Dios y de su amor y de la esperanza. Y también, el descubrimiento de que las monjas, los frailes, los curas y los laicos pueden ser personas muy interesantes y divertidas de conocer y que se puede aprender mucho de ellos.

Al regresar del viaje decidí reemprender mi vida, ya tenía algunos motivos por los que seguir viviendo. Tenía que contestar a algunos interrogantes que me habían surgido durante el viaje, tenía que conocer de verdad al Señor, su mensaje de amor y esperanza. Tenía que aprender a ganarme su amor y ganar también su amor para mi esposa, tenía que tener aprender a tener esperanza y confianza en que algún día estaré junto a Él y que volveré a estar junto a mi esposa por toda la eternidad.


Comencé a ir al Santuario de la Santa Faz, que lo custodian las Clarisas, entre ellas dos de las hermanas que habían compartido el viaje a Tierra Santa conmigo. Dos de esas monjas tan aburridas que luego han resultado ser uno de los mejores regalos que Dios me ha dado.
¡Y entonces ‘El Señor me dio hermanos’!
 






Las Clarisas, me acogieron como a un hermano, me dieron consuelo y amor fraterno, me facilitaron libros y DVDs sobre San Francisco y Santa Clara, me hablaron de la OFS y me regalaron el librito de la regla de la OFS y Constituciones Generales, me enseñaron a rezar el Santo Rosario y la Liturgia de las horas, me metieron en un grupo de oración los sábados donde hacemos la Lectio Divina del Evangelio del domingo. En fin, me pusieron en el camino de la fe.

Un día decidí dar el paso y conocer en persona a aquellos hermanos de la OFS de Alicante de los que me habían hablado las hermanas Clarisas. Contacté con su ministro, el hermano Andrés y me planté en mi primera reunión de la Fraternidad. Allí descubrí, y sigo experimentando todos los días con mis hermanos, el regalo impagable de una vocación en el seguimiento de Cristo iluminada por el carisma de dos seres tan irrepetibles como Francisco y Clara.

Quiero dar las gracias a mis hermanos de la OFS por haberme aceptado en el periodo de aspirantado en la Fraternidad. La verdad es que estos meses que he podido asistir a las reuniones, a los actos y encuentros y a la formación, ha sido una experiencia muy enriquecedora tanto a nivel espiritual como personal, y ha sido un encuentro muy entrañable con un grupo de personas profundamente creyentes y con vocación franciscana, que me han acogido como a un hermano más desde el primer momento.

En este año que ha pasado desde mi regreso de Tierra Santa, muchas veces le he preguntado al Señor: ¿Qué tengo que hacer? ¿Qué es lo que quieres de mí? y he tratado de escucharle, de saber cuál es su voluntad y cuál es el camino de conversión que ha elegido para mí. Por fin, he terminado dándome cuenta de que la voluntad de Dios, el camino de conversión y salvación que ha escogido para mí es el de ser Franciscano Seglar y quién sabe si algún día me ordenaré Diácono permanente o Sacerdote.

En estos meses que he estado como aspirante, he sentido el carisma franciscano como la forma más pura y auténtica de vivir el Evangelio y de seguir a Jesucristo.
He recibido un gran regalo de Dios. Él me ha elegido para ser Franciscano Seglar y vivir el carisma franciscano en la sociedad, sintiéndome llamado a seguir a Jesucristo y a hacer del Evangelio el centro de mi vida siguiendo el ejemplo de san Francisco de Asís.

Él, en el peor momento de mi vida, me puso delante a los hermanos Franciscanos porque sabía que era lo que yo necesitaba.
El día 25 de marzo del 2017, precisamente el aniversario del fallecimiento de mi esposa, hice el acto de ni noviciado en el Santuario de la Santa Faz, rodeado de mi familia: la de sangre (mi madre y mis hermanos), la espiritual (mis hermanas Clarisas, mis hermanos de la OFS, mis hermanos en fe feligreses de la Santa Faz, …) y mis amigos.

Ahora, con la ayuda de mis hermanos, quiero seguir andando por el camino de seguimiento a Jesús tras las huellas de Francisco y Clara y espero ansiosamente el día que haga mi profesión, que si Dios quiere será el 25 de marzo del 2019.

Esto va a exigir de mí, vivir bajo un continuo espíritu de conversión, buscando la persona viviente de Jesucristo en los hermanos, en las Escrituras, en la Iglesia y en la oración. Dando testimonio de Cristo, mediante la palabra y sobre todo mediante la vida, reflejando a Jesús con mis pensamientos, palabras y actos. Teniendo una actitud de desapego hacia los bienes terrenos, simplificando mis exigencias materiales y utilizando las ventajas que el Señor me ha concedido, tanto materiales como intelectuales y espirituales, para ayudar a la construcción de un mundo más fraterno y evangélico, participando activamente en aquellas iniciativas que busquen la promoción de la justicia, mostrando una actitud de respeto por todas las criaturas y apareciendo en la sociedad como portador de paz y mensajero de la alegría.

Esto es una difícil tarea, pero espero, con la ayuda del Señor, poder estar a la altura o por lo menos no dejar mal a mis hermanos Franciscanos.

¡Gracias Señor por el regalo de la Fraternidad que pusiste en mi vida!

¡Gracias Señor porque sin ti yo no soy nada!

GRACIAS AL HERMANO POR SU TESTIMONIO

SI QUIERES COMUNICAR EL TUYO MANDA UN CORREO A promovocacional@gmail.com

PAZ Y BIEN


lunes, 1 de mayo de 2017

Jóvenes y Misión ¡hay cantera!

Aquí tienes el principio y final del artículo de Alfa y Omega. 

Los jóvenes Blanca Serres y Javier López-Frías y los misioneros Jesús Calero y Dara O’Brien ponen de manifiesto que el futuro de la misión en nuestro país está garantizado. Los cuatro participaron en el Encuentro Misionero de Jóvenes que se celebró el pasado fin de semana en Madrid



Teclea en el enlace para verlo todo.

Hay Cantera




Blanca y Javier, Dara y Jesús, futuro y presente de la contribución misionera de España a la Iglesia universal. Jóvenes y no tanto que, a diferencia del joven rico del Evangelio, lo venden todo cada día por Jesús y por los hermanos sin importar las dificultades y las limitaciones. Hay cantera.

Consagrarse a María para entender la Palabra de Dios. Vive Medjugorje (2...

miércoles, 26 de abril de 2017


HOMENAJE EN EL PASICO

Héroes 100 x 100   FRANCISCANOS


Recién iniciada la Cuaresma, el jueves dos de marzo, en El Pasico, con asistencia de TV castilla-la mancha,  Julian Cano y Laura Monedero, responsables del programa Héroes Anónimos y, representantes de Medicus Mundi –Pepi- y de la Asociación de Apoyo al Inmigrante –Pancho-, con los residentes de la carretera de las peñas; inmigrantes temporeros y, punto de primera acogida para personas sin hogar, en exclusión social y en situación de vulnerabilidad; quisieron dar a un voluntario su reconocimiento en forma de una
placa, a Laurentino TINO, al que ellos, cariñosamente llaman “el papa blanco” reconociendo así su trayectoria e implicación de muchos años. Actualmente hay quince voluntarios, que de manera anónima realizan servicios en este centro y para éste centro.


Es fantástico el nombre del programa: Héroes Anónimos, que representa a tantos hombres y mujeres que han entendido lo que es seguir a Jesucristo. Entregarse a Dios y a los hombres.


                 Haz clic ⇒                      HOMENAJE EN EL PASICO



Laura Monedero entrevistando a Laurentino 



martes, 18 de abril de 2017

CONGRESO NACIONAL DE LA ORDEN FRANCISCANA SEGLAR

Del 28 de abril al 1 de mayo
CONGRESO NACIONAL DE LA ORDEN FRANCISCANA SEGLAR


“SER FRANCISCANO SEGLAR, UNA OPCIÓN DE VIDA EVANGÉLICA”

ORACIÓN POR EL BIEN y los frutos de este CONGRESO

Señor Jesucristo, te pedimos por el XVII Congreso de la OFS de España, para que sea manantial de frescura que transforme nuestras fraternidades en plataformas evangelizadoras.
Como Orden Franciscana Seglar queremos: “volver a la fuente y recuperar la frescura original del Evangelio” pasando del Evangelio a la vida y de la vida al Evangelio, buscando la persona viviente y operante de Cristo en los hermanos, en la Sagrada Escritura, en la Iglesia y en las acciones litúrgicas.
Que nuestro compromiso de vida nos lleve a vivir nuestra VOCACIÓN día a día y a reconocer fraternalmente los signos de los tiempos para ser audaces y creativos, capaces de transformar lo amargo en dulzura, anunciando a Cristo resucitado, alabando y cantando a Dios-Padre.
Que en este Congreso descubramos: cómo dar vida a nuestras FRATERNIDADES desde la Regla y Constituciones. Cómo ser franciscanos seglares en el siglo XXI. Cómo llevar el Evangelio a todos los lugares. Cómo ser hombres y mujeres de oración, contemplativos en la sociedad. Cómo ser portadores de la alegría y esperanza, viviendo la perfecta Alegría. Cómo ser instrumentos de Tu Paz, optando por la reconciliación, por un diálogo lleno del aliento del perdón. Cómo ser pobres y humildes para servir a los hermanos. Cómo respetar y cuidar la madre Naturaleza.

Que seamos siempre fieles a la Iglesia, inspirados en San Francisco y con él llamados a reconstruir la Iglesia, empeñándonos en vivir en plena comunión con ella, en abierto y confiado diálogo de creatividad apostólica. Que María, Protectora y Abogada de nuestra familia franciscana nos guíe y acompañe en la preparación y desarrollo del Congreso. Que los Santos y beatos franciscanos intercedan por nosotros. Amen.